Invierno

 

Invierno que tienes tu encanto... Cuando tu brisa roza sus cabellos y tu tímido sol ilumina su rostro. Con tus paisajes solitarios, donde los tonos son únicos y donde sus pasos se pierden al disfrutar cada instante...

Invierno que traes nostalgia y soledad que también la invita a disfrutar...

Camina, sonríe, se deleita con la vista... todo es suyo!  Diferente, inmenso, mágico...

 

 
 
 

Recién Nacidos

Estrellitas que brillan con luz propia entre todas las demás.

No hay dos iguales... Algunas intensas nos maravillan y otras, aunque sutiles, nos dejan disfrutar de su luz. Algunas son tan serenas, que casi pasan inadvertidas, casi! Y otras llenan el aire de pequeños destellos que hacen que nos detengamos a mirar. Algunas se dejan ver casi por completo y otras más tímidas se sueltan lentamente... Diferentes y especiales, pero todas con una belleza tan grande y única, que no se las puede dejar de admirar...

Aunque sea un ratito... Te invitan a enamorarte.

Cada sesión de recién nacido es única, como los momentos y detalles registrados en ella, así como sus pequeños protagonistas... Mi cámara guarda cada uno de esos instantes cual tesoros, haciéndolos perdurar eternamente para recordarlos y volver a conmover, una y otra vez, al corazón.

 
 

Esperando a Juan Pedro

Cuando el amor es inmenso, las palabras sobran… Y es en cada fotografía que se devela el alma, que descubrimos sentimientos, que podemos llegar a sentir cada emoción casi igual que sus protagonistas. Un escenario perfecto para una sesión mágica. Ellos dejaron ver detrás de cada mirada, detrás de cada gesto, su amor y su inmensa felicidad. Contemplo las imágenes, me dejo alcanzar, sonrío, también soy feliz.

 
 

Esperando a Vicente

Soñarlo. Esperarlo. Amarlo con toda el alma.

Cuando el deseo es tan grande y puro, se produce el milagrito.

Esos rayos de sol que nos regaló el día.

 La dicha de vivir sensaciones imposibles de olvidar y de disfrutar hoy con todos los sentidos de la experiencia más hermosa. Una sesión que refleja el amor más puro...

 
 

Esperando a Lorenzo

Mucho más que dos...

Hoy es ese milagrito que esperan, el que trae más y más felicidad a sus vidas con cada segundo que lo imaginan y lo sienten...

Ese sentimiento de saber que quien pronto llegará, será el regalo perfecto y el complemento ideal a tanto amor.

Porque cuando se desea de verdad, todo se puede.

Es una realidad...

El lugar elegido fue increíble, un escenario diferente, donde tendrán su futuro hogar...

 
 

Niños

Miradas únicas... pícaras...complices...

Miradas que enamoran y nos regalan momentos únicos que queden en nuestros corazones.

Vivimos sueños, la alegría se deja ver desde pequeñas cosas...

Con ellos, simplemente somos felices...

Así son las sesiones de niños, siendo ellos mismos.

 
 

Esperando a Santiago

Dicen que no hay amor más grande y es cierto...

Ese amor que todo lo puede, que dibuja sonrisas y los hace invencibles...

Convertido en el mejor de los sueños y en la realidad más hermosa, pronto llegaría este pequeñito a colmar de suspiros y sentimientos el mundo de quienes la esperaban con ansias... Y es ese amor que guardaron para el, que brota desde lo más profundo del corazón y se hace inmenso. Hoy muchas sonrisas se dibujan en sus rostros, son invencibles; todo lo pueden...

 
 

Vicente

Pequeños, grandes momentos...

Esta sesión representó para mi la viva imagen de que cuando se desea con todo el corazón y la fe prevalece, los sueños se hacen realidad.

El primer año de Vicente se celebró a lo grande en una jornada llena de magia y color...

No podría haber sido diferente con esta familia hermosa que junto a él, hoy, celebra la vida.

Un niño feliz,  una familia llena de amor...

 
 

Pía

 

Con sus ojitos dice tanto y con sus sonrisas ilumina los días...

Así es ella, llena de gestos y de miradas dulces que alegran el alma.

La sesión con mamá y papá fue super disfrutable, en una tarde de risas, juegos y paseos.

Todo es alegría y amor con esta pequeñita que nos regaló una tarde mágica; única.