Esperando a Juan Pedro

Cuando el amor es inmenso, las palabras sobran… Y es en cada fotografía que se devela el alma, que descubrimos sentimientos, que podemos llegar a sentir cada emoción casi igual que sus protagonistas. Un escenario perfecto para una sesión mágica. Ellos dejaron ver detrás de cada mirada, detrás de cada gesto, su amor y su inmensa felicidad. Contemplo las imágenes, me dejo alcanzar, sonrío, también soy feliz.