Familia

Vicente

Pequeños, grandes momentos...

Esta sesión representó para mi la viva imagen de que cuando se desea con todo el corazón y la fe prevalece, los sueños se hacen realidad.

El primer año de Vicente se celebró a lo grande en una jornada llena de magia y color...

No podría haber sido diferente con esta familia hermosa que junto a él, hoy, celebra la vida.

Un niño feliz,  una familia llena de amor...

 
 

Pía

 

Con sus ojitos dice tanto y con sus sonrisas ilumina los días...

Así es ella, llena de gestos y de miradas dulces que alegran el alma.

La sesión con mamá y papá fue super disfrutable, en una tarde de risas, juegos y paseos.

Todo es alegría y amor con esta pequeñita que nos regaló una tarde mágica; única.